• Atipica Studio

Buyer persona: ¿Qué es y para qué sirve?


Una estrategia de marketing es definida como buena cuando se logren llegar a las personas que queremos que reciban nuestro mensaje. Una que se interesa por tus contenidos, los consuma y vuelva por más. Para lograr esto, primero es necesario entender a quién deseas apuntar.

Traducido como “cliente ideal”, un buyer persona es la representación semi-ficticia del público objetivo al que apunta llegar una empresa. Este es basada en datos cuantitativos tanto como cualitativos.

Este concepto es importante, ya que ayudará a la empresa a definir el perfil al que apunta y así mismo decidir acciones eficientes que ayuden a optimizar el trabajo de las todas áreas internas de la compañía. De esta manera, precisar un buyer persona es necesario para crear contenido personalizado.

Un target crea un público ideal en función a aspectos, como lo pueden ser la edad, el poder adquisitivo, el sexo y más, mientras que a diferencia, el buyer persona, funciona como una profundización que define necesidades y las aplica a variados segmentos del público.

La definición de un cliente ideal es uno de los primeros pasos esenciales para tomar mejores decisiones e inversiones comerciales al momento de generar productos o servicios.

¿Por qué es relevante el buyer persona?

Al generar esta representación semificticia, también estás produciendo un conjunto de datos que puede ocuparse por diferentes áreas de la empresa, para originar estrategias, generar presupuestos, orientar el desarrollo de productos, encontrar formar adecuadas para comunicarse y retener a los clientes y mucho más.

Así, nuestra comunicación será más eficiente, se optimizará nuestro presupuesto y nuestros equipos serán más competentes en sus variadas tareas.

Por ejemplo, una marca de sustentabilidad quiere hacer una campaña de medios masivos, pero en verdad, al revisar el buyer persona, nos damos cuenta de que para conseguir los objetivos de la campaña, se debe hacer un plan de medios más acotado y no una campaña masiva. Es decir, se descubrió como optimizar el presupuesto de medios en función a las necesidades e inquietudes del buyer persona.

¿Cómo crear un buyer persona?

Lo primero es generar rondas de entrevistas con todas las áreas involucradas en la empresa como, marketing, servicio al cliente y ventas, además de consumidores actuales y antiguos, clientes potenciales y quienes jamás serán clientes.

En estas instancias es necesario definir los datos que se necesitan para generar el cliente ideal. Para esto, se deben hacer preguntas sobre los comportamientos, datos demográficos, problemáticas y más.

Revisa este generador de buyer persona.

Después de esta etapa es necesario definir el costumer journey o viaje del usuario que tendrá nuestra buyer persona. En este punto se deben decidir las acciones y contenidos de marketing que se van a tomar, así como los productos que se generen para satisfacer sus necesidades.

Si te interesa saber más sobre el costumer journey, lee esta nota.

Con todo esto recopilado, es necesario juntar los datos en un formato claro, entendible y práctico para que todos los equipos y áreas de la empresa puedan entenderlo y ocuparlo en sus labores.

Atípica tiene un equipo completo que te ayudará a definir tu buyer persona así como a crear la estrategia de marketing ideal para tu empresa.


¡Suscríbete a nuestro newsletter para aprender más sobre marketing digital!

11 visualizaciones0 comentarios